Por: Sebastián Aristizábal / @SebastianAristi

* Corroncho: Ordinario, grotesco.

la playita 2

A pesar de contar con televisión digital de Telmex y más de 100 canales como opción para ocio y entretenimiento, sigo siendo un enamorado de la televisión nacional, más exactamente de los 2 canales privados principales de Colombia, Caracol Televisión y canal RCN.

Pese a críticas, odios y sentimientos encontrados, aún hallo algo de magia y atracción por series hechas con las uñas y con bajo presupuesto como “Tu voz Estéreo” y “mujeres al límite”, pero también admiro grandes producciones que, dejando de lado la mamertada de la “Narconovela”, muestran que hay talento y se puede sacar pecho por seriados como El patrón del mal, que ha tenido tantos espectadores, que  repitió su emisión en menos de un año.

Sin embargo después de una oleada de series exitosas y novedosas, volvió la muerte y el desencanto de los dramatizados, las programadoras siguen apuntándole a los realitys una y otra vez, obteniendo buenos o medianos resultados, una apuesta que parece imbatible, sin embargo las novelas están muriendo lentamente en las pantallas mientras toman fuerza series gringas y documentales morbosos.

La fórmula mágica que parece tener RCN televisión viene tristemente de la herencia de Las Juanas, según recuerdo yo, una historia de hermanas costeñas que tenían un tatuaje de pescadito cerca al vientre, después le siguió la básica historia de pobre y rico en la costeña y el cachaco en 2003, donde Jorge Enrique Abello, haciendo el único papel que sabe interpretar, consiguió una novela prospera que se retransmitió en 4 países, y el mundo conoció por enésima vez la folclórica vida del caribe colombiano.

Esta receta se ha repetido cada vez que el canal está cayendo al fondo, como cuando en 2010 salió “Chepe Fortuna” novela dirigida por Mario Ribero, que logró cifras record en la televisión al superar en rating a Los Reyes y Betty la fea en su capítulo final. Tanto fue el éxito que se hizo un raspado similar a Ecomoda que se llamó Casa de Reinas, que era la exaltación de las costeñas que hacían parte de la original Chepe Fortuna.

Y Ahora viene “La Playita” una nueva novela, corroncha*, que según muestra sus promos de expectativa, es un grupo de caribeños que trabajan en un centro comercial tipo San Andresito en Bogotá, lo más hilarante de esta novela es que sin haberse estrenado su primera temporada ¡ya se está rodando la segunda!

De los creadores de Pobre Pablo y El man es German, llega la Playita a hacerle contra parte a la tercera temporada de los agarrones del amanerado Jairo Martínez  y la octogenaria Amparo Grisales en Yo Me Llamo; aclaro que no estoy en contra de los costeños pero si en contra de refritar las tramas de las series y novelas.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.